“Ninguno de mis estudiantes ignora quién es Vargas Llosa o César Vallejo”


La especialista francesa en la obra de Mario Vargas Llosa y Miguel Ángel Asturias llegó a la PUCP para participar en el III Coloquio Internacional “Francia y Latinoamérica en el imaginario de escritores, cronistas y cineastas” y nos habló sobre las conexiones entre la cultura peruana y francesa, y sobre su ponencia, “Lautréamont, ‘Cantos de Maldoror’, obra de un poeta bilingüe y bicultural”.


¿Cómo surgió su interés por América Latina?

Soy francesa pero tengo orígenes extranjeros. Mi madre es noruega y desde niña estuve acostumbrada a oír otros idiomas, a estar en contacto con personas que no vivían como nosotros. Fue cuando leí Los perros hambrientos (1944) de Ciro Alegría, y luego otras obras, que empecé a interesarme por la cultura peruana. Además, en los años sesenta, cuando era estudiante todavía, tuve un profesor de secundaria muy interesado en la literatura en hablahispana, que me alcanzó las obras del Boom que en Francia no eran tan conocidas.

¿Fue por la lectura de estas obras que decidió estudiar literatura?

Yo vivía en Gran Bretaña y no en París cuando empecé a leer a autores hispanoamericanos. Cuando llegó el momento de matricularme en la universidad, me encantaba la literatura y pensé que la francesa podía seguir leyéndola. Así que como empezaba a gustarme la literatura en lengua española, pensé que tenía que matricularme en español porque los estudios eran al mismo tiempo de idiomas, historia y literatura. Es una pasión que todavía tengo y conservaré toda la vida.

¿Cómo surgió la idea de un coloquio sobre Francia y Latinoamérica en el imaginario cultural?

Hace cuatro años nos encontramos con el profesor Eduardo Huarag en un evento, y decidimos fundar este pequeño grupo para promover coloquios sobre las interacciones culturales entre Francia y Latinoamérica. Para empezar, hicimos dos coloquios en Reims y otros dos en Perú, este es el tercer encuentro.

¿En qué consiste su ponencia sobre el Conde de Lautréamont?

Me jubilé hace poco y me fui a vivir a la ciudad de Tarbes, que es donde vivió el Conde de Lautréamont cuando regresó a Francia. Pensé que debía hacer algo sobre este autor cuando leí algunas críticas que consideraban que su obra estaba pensada en español y escrita en francés como una forma de traducción. Yo, que había leído a Los cantos de Maldoror por primera vez cuando tenía 16 años, me chocó, pues el bilingüismo no es esto. Un autor puede pensar en diferentes idiomas de un momento a otro dependiendo de los temas que esté tratando.Cuando Lautréamont vivió en Uruguay, su padre le seguía hablando francés en casa y él terminó hablando el español de Montevideo con todas las perturbaciones. Pensé que esto era interesante y que había que descubrir qué había en su obra que explicara este doble pensamiento. Lo que me llamó la atención fueron ciertas comparaciones y situaciones que presenta. Por ejemplo, en algunos pasajes menciona a una joven que está persiguiendo un picaflor y este es un pajarito americano que no tenemos en Francia. En otra comparación se refiere a un señor como “alto como una vicuña”. Lautréamont era muy latinoamericano y francés al mismo tiempo. Es un ejemplo extraordinario de doble cultura.

¿Cuál ha sido la recepción de la literatura peruana en Francia?

Muy buena. Yo trabajé en Reims durante 28 años y traté siempre de difundir a los autores latinoamericanos y peruanos, y creo que ninguno de mis estudiantes ignora quién es Vargas Llosa o César Vallejo. Son autores muy conocidos en Francia; por eso trato de darles otros textos para que puedan comparar, para que puedan ver que lo que se difunde sobre ellos es algo que también existe en otros autores.

Fuente: 
http://bit.ly/2aW1wCr


Obtén Información al Instante Sobre Precios y Fecha de Inicio

Al solicitar información en carrerasuniversitarias.pe usted acepta la política de privacidad y protección de datos y acepta ser contactado por cualquier institución educativa de Perú.